domingo, 5 de abril de 2009

Mi cachorro.... de Endora


Hoy tengo una cita con mi cachorro, le ordené venir a una hora poco usual para lo que acostumbramos y eso no es lo único que va a cambiar; cambiaremos la intimidad que cuatro pareces ofrecen por el aire libre , las miradas extrañas y extrañadas, la exhibición de lo que habitualmente es para nosotros a solas.

Llega puntual como siempre, no me agrada esperar.

-A sus pies Mi Señora...

-Ese es tu sitio cachorro.

-En ningún otro sitio deseo estar.

-Preparate, cachorro, hoy salimos, tengo sorpresas para ti; te compré ropa y quiero que te la pongas sin replicar.

Extendida sobre la cama, un top de lycra blanco,tanga rojo,un sujetador del mismo color, con relleno, medias de rejilla blancas con liga de blonda de encaje y una falda tipo colegiala no excesivamente corta, pero mini.

Calcetines de algodon tobilleros blancos y unos zapatos de tacon rojos, como la falda.

La falda, lo suficientmente corta, para que puesta en el, deje ver la liga de las medias.

Tiene bonitas piernas, siempre impecablemente depiladas, pero al principio, le cuesta andar erguido sobre los tacones.

-Familiarizate con los tacones cachorro, vamos a salir a la calle, daremos un paseo...llevaré a mi cachorro a mi lado y no quiero que vayas dando trompicones.

-Lo intentaré Mi Señora.

-No...¡¡¡lo harás!!!

-Si MI Señora.

Tiene el pelo corto, pero engominado, y alborotado, le da un aspecto de niña rebelde, sus facciones son suaves ; opto por no maquillarle más alla de un brillo de labios.

Sobre la silla está la correa que lucirá...con un gesto de mi mano, se lo indico y va por ella mientras observo como mantiene la verticalidad sobre los tacones con bastante dignidad.

Tomo la correa que me ofrece, es roja, asi como el collar que lucirá en su cuello, veo que sus ojos se iluminan al sentirme rodear su cuello con este.Anteriormente se hubiera tirado al suelo de inmediato, para ponerse a cuatro patas, pero esta vez, me mira extrañado, espera mi orden.

-Erguido cachorro, hoy caminaras a mi lado, un paso por detras en todo momento.

-Mi Señora me manda, le pertenezco.

Al salir a la calle, le noto nervioso, excitado , mirando hacia todos lados, como queriendo ver la reacción de la gente ; unos miran con asombro otros, con incredulidad, otros escandalizados ;pero el sigue mis pasos.

Soy consciente de que caminar con tacones por primera vez, no es fácil, camino despacio , pero su caminar se ve desenvuelto.

Decido sentarme en un parque , le suelto la correa del collar y con malicia le ordeno traer un refresco, de una tienda de alimentacion que está cruzando la calle.

-Mi Señora, sin usted a mi lado, voy inseguro vestido asi.

-Te observaré en todo momento, ve , es una prueba para ti.

-MI Dueña me ordena...

Veo su caminar por la espalda, si no fuera por su altura, pasaria perfectamente por una jovencita , algo tosca quizás pero linda.

Visto de frente , a su vuelta , puedo ver su cara , no le veo preocupado , está disfrutando en su papel de chica y yo tambien al verle desenvolverse de esa manera.Incluso algún hombre se vuelve y le mira con ojos de deseo, cosa que, me complace y me excita.

En cuanto llega, le prendo la correa nuevamente al collar .

-Cachorro ¿cuál es tu sitio?

-A sus pies Mi Señora.-¡Cachorro! tu sitio de paseo.

-Perdón Mi Dueña, a su lado, un paso por detrás.

-Volvemos a casa, camina!

Ya no mira las miradas de nadie; ya solo mira mis pasos , sabe que me ha complacido y que en casa, va a tener su recompensa.

1 comentario:

  1. Gracias Mi Dueña y Señora por darme la oportunidad de servirle, le pertenezco Mi Dueña y mi sitio está a sus lindos pies. Su cachorro que la ama..................

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...