domingo, 25 de enero de 2009

MIRAME


Estamos tumbados en la cama uno frente al otro, agotados, satisfecho y sonrientes. Miro sus ojos que ocultan tantos secretos, se que su mente esta funcionando a mil por hora, ideando y planificando posteriores movimientos.

Aun es pronto, nos queda tiempo, el fin de semana no ha hecho mas que empezar.

Acaricia mis nalgas y al instante vuelve ese brillo a sus ojos mientras intento disimular una sonrisa.

Me levanto de un salto de la cama y se queda mirándome con una ceja arqueada que pregunta que hago.

Voy despacio hacia la maleta que deje en un rincón, esta todo colocado en el armario a excepción de una caja, es grande y dorada. Me costo mucho conseguir que no se fijase en ella, la pongo sobre la cama.

No se mueve, si siente curiosidad yo no lo noto. Voy al baño y tomo un botecito de esmalte de uñas, el color es un rojo fuerte y vivo. Apoyo en la cama un pie y empiezo a pintarme las uñas. Su mirada no pierde detalle de cada uno de mis movimientos.

Termino un pie y hago lo mismo con el otro, con cuidado, dejando que disfrute cada uno de mis movimientos, observo mi obra acabada y a mi Dueño de reojo, su mirada se ha oscurecido.

Me acerco a la caja dorada, levantando despacio la tapa y retiro el papel de seda negro que cubre su contenido, todo ha sido colocado con cuidado para que salga en un orden perfecto.

Lo primero que tomo es el tanga de encaje negro y con unas filigranas en hilo de plata.

Me lo pongo muy despacio, disfrutando su roce por mi piel hasta llegar a su destino, ya no le miro, no quiero que nada me distraiga. La siguiente pieza es el sujetador a conjunto con el tanga, me encanta su tacto, como toma mis pechos, es como si tuviese sus manos sujetándolos.

Sigo vistiéndome, ahora le toca al liguero, sonrío acariciándolo, fue un capricho muy caro y que me hace sentir muy bien, muy zorra, muy puta.

Me lo pongo despacio, alisando los tirantes y dejándolos preparados para sujetar las medias de seda que ya tengo en la mano.

Pongo mi pie derecho en la cama al tiempo que muevo mis dedos y observo mis uñas rojas. Voy recogiendo poco a poca la media para ponérmela, la acerco a mi pie y poco a poco voy subiendo esa suave segunda piel que acaricia con sensualidad mi pierna, sujetándola con mucho cuidado al liguero.

Realizo la misma operación con mi pie izquierdo aunque esta vez me recreo un poco mas es la caricia al tiempo que con una uña araño la cara interna de mi muslo, notando como una corriente eléctrica sacude mi clítoris.

Tomo de un rincón de la caja, otro capricho mas, unos jimmy choo atados al tobillo con un tacón de 10cm. Me siento en la cama, de espaldas a el, dejando que disfrute de la visión de mi culo rojo y marcado por sus azotes de antes, mientras me pongo los zapatos y los ato a mi tobillo.

Aun sentada, levanto las manos hasta la coleta, en el camino acaricio el collar, suelto la melena al tiempo que muevo la cabeza para que caiga suave sobre mi cuerpo.

Me levanto poco a poco, sintiendo como el pelo me acaricia la espalda, y vuelvo a la caja, para tomar la penúltima pieza del puzzle, un vestido de seda negra, me lo pongo y me miro al espejo. Me llega hasta la mitad del muslo, en el momento en que me siente asomara el liguero, tiene un gran cuello en forma de V que me permite lucir generosamente el escote y manga francesa, me gusta lo que veo ¿le gustara a el también?

Ahora si, el ultimo toque, el perfume, es lo único que queda en la caja, lo tomo y vierto un poco en mis dedos, levanto un poco la falda del vestido y lo aplico en ambas ingles, en ningún otro sitio.

Ya he terminado, levanto la vista y le miro.

Tiene la fusta en la mano y se acerca hacia mi como un tigre a por su presa. Pero esta presa no siente deseos de correr sino de ser devorada.

Me toma por el pelo y tira mi cabeza hacia atrás con fuerza, siento que se puede quedar con el en la mano y me dice al oido.

-Perra – eres la mejor de todas las zorras – mientras apoya mis manos en alto apoyadas en la pared y noto como la fusta empieza a golpear cada vez mas fuerte la cara interna de mis muslos

Cierro los ojos y gimo, le ha gustado y me he ganado mi premio.

DESPERTAR


Tengo los ojos cerrados, completamente relajada mientras oigo junto a mi oído ese sonido en el aire y sonrío.

Hoy es nuestra primera vez juntos, y estoy recordando la emoción y los nervios de las semanas de preparación, el hotel, mi cuerpo y mi mente.

Cuando he despertado esta mañana mi alma ha gritado ¡por fin, es el día! Tengo que disimular o quien no debe se dará cuenta que estoy mas feliz de lo normal y eso le hará pensar y no quiero.

Me voy preparando con tranquilidad, emocionada y me visto como siempre, las medias y el liguero el sujetador pero para esta ocasión he sacado de la caja un precioso tanga de un maravilloso encaje que compre hace algún tiempo pensando en algo especial y hoy es ese día, es una pieza magnifica un capricho caro, exquisito para que el me lo quite.

Estoy a punto de salir de casa cuando me llega un mensaje de él, ya esta en el hotel, esperándome y mi espíritu vuela, la emoción me ahoga y mi sonrisa es más amplia.

Por fin estoy en la puerta del hotel, no tengo dudas solo prisa, estoy deseando verlo, tocarlo, besarlo, sentirlo.

Ya estamos en la habitación, mi deseo crece por momentos, no tengo miedo, ni dudas, solo deseo, deseo su fuerza, deseo su pasión, deseo su dominio, deseo ser su perra.

Me pone el collar y adoro la sensación de sentirlo en mi cuello, de empezar a ser suya anhelando el momento en que me diga que soy su perra, su puta, su zorra. Hace que me mire al espejo apoyada en su cuerpo, sintiendo su fuerza, es la imagen mas hermosa que he visto en años, mi Dueño observándome.

Me quita el suéter y la falda, y recibo la primera de las mejores caricias, fuerte, seca, dura, dulce y siento como mi cuerpo renace, se expande y los nervios se preparan para disfrutar, tras varias palmadas mas me pone frente al espejo, veo mis ojos llenos de pasión y una mujer feliz
tan solo vestida con unas medias, liguero el maravilloso tanga, sujetador y el collar que tiene dulcemente sujeto mi cuello.

A través del espejo veo como toma la fusta acercándose a mi, tentando la zona primero para sentir a continuación como con un solo movimiento empieza a elevarme al paraíso, me encanta ver como me mira, como se mueve, suave y firme a la vez haciendo que a cada uno de sus toque yo alcance cuotas mas elevadas, no se cuantos han sido pero ya los hecho de menos aunque se que habrán mas muchos mas.

Se pone detrás de mi y empieza a acariciar mi clítoris al tiempo que noto como vuelve a golpear mi culo con la palma de la mano con fuerza elevando mi placer haciendo que todo se concentre en ese pequeño punto que acaricia con sus dedos con fuerza y pasión, esto hace que me abandonen las fuerzas que tenga que buscar apoyo en su cuerpo, sujetándome como puedo mientas su voz me sigue elevando, no controlo no se donde estoy no me importa solo se con quien estoy y lo que siento. Y siento ese orgasmo que se esta formando, que me esta elevando al tiempo que caigo, pero no es así ya que el me sujeta fuerte y se que estoy a salvo y me dejo llevar total y absolutamente mientras oigo suave en mi oído – buena perra- y en ese momento se que soy irremediablemente suya al tiempo que estallo en mil pedazos.

Tengo los ojos cerrados, completamente relajada mientras oigo junto a mi oído ese sonido en el aire y sonrío. Aun nos quedan muchas horas….

Esto ha sido solo el principio

sábado, 24 de enero de 2009

À VOUS




Ma main dans la vôtre
mon coeur pleur
ma vie est à vous
garde la, s'il vous plait
ce la seule chose que j'ai
mon coeur, mon sourire
Est à vous
mon espoire, mes rêves
tout est à vous


Mi mano en su mano
mi corazon llora
mi vida es suya
guardela, por favor
es lo unico que tengo
mi corazon, mi sonrisa
es suya
mi esperanza, mis sueños
todo es suyo

CUATRO AMIGAS





Como cada primer sábado de mes estamos en el restaurante de siempre las cuatro amigas de siempre, cenando juntas y poniéndonos al día de nuestras vidas.

Magda esta feliz hoy, después del terrible divorcio hace seis años por fin ha decidido darle una oportunidad a Jaime y llevan tres semanas juntos, lleva mas de cuarenta minutos alabando a “su Jaime” como ella dice, Carmen esta en silencio y malhumorada, hace dos años que no le veo una sonrisa en la cara, no es feliz pero le encanta vivir en la infelicidad, antes tenia mas paciencia para aguantarla pero cada día me cuesta mas.

Encarna, madre tierra, feliz y contenta con su maridin y sus cinco niños, tiene lo que siempre quiso y lo disfruta.

Y por ultimo yo, casada, ni feliz ni infeliz solo casada, la niña va creciendo, y yo por fin estoy completa, pero claro eso no lo puedo contar. Es mi secreto, mi dulce secreto.

Oigo como Magda cuenta su ultimo fin de semana romántico y pienso en mi escapada… ella fresas y champagne, yo azotes y cera mmmmmm….., ella cena en restaurante con sus pantys y sus bailarinas planas yo cena en restaurante con medias y liguero, 10 cm de tacón, sin tanga solo el huevo que mi Dueño accionaba a su antojo, y cada vez que lo hacia yo volaba a lo mas alto, sabiendo que solo era el principio y estaba deseando acabar la cena, loca por llegar a nuestro rincon, por volver a ser su perra.

Carmen cuenta que su fin de semana transcurrió en silencio total en casa, yo también estuve en silencio.... maravilloso silencio, amordazada y con los ojos vendados, sintiendo mil veces cada gota, cada caricia, cada todo y nada.

Encarna no ha ido a ningún sitio porque esta atada a los niños, y sonrio. Yo también estuve atada… a su voluntad mientras disfrutaba mi cuerpo a su antojo, reviviendolo con cada golpe de fusta.

La cena sigue su curso, de las cuatro solo una, se siente viva, sabe quien es y lo que es, sabe lo que quiere y quien se lo puede dar, que tiene su voluntad entregada.

Pero es la única que nunca tiene novedades, las otras la miran con pena su vida les parece patética porque nunca pasa nada.

Pero hace mucho tiempo que una dulce sonrisa no abandona mi rostro, y mis ojos siguen soñadores con ese brillo especial que solo el conocimiento y la felicidad da.

Y de ese modo nos despedimos hasta el proximo mes, la mesa queda reservada sin necesidad de comentarlo, demasiado años viniendo, siendo amigas y a la vez desconocidas, cada una volvera a su vida y yo a mi paraiso, junto a mi Dueño y Señor.

¿A DONDE FUE?



¿a donde fue?

la ilusion del primer día la tortura del ¿le vere hoy?

¿a donde fue?

sin ti no soy nada sin tu sonrisa no vivo

¿a donde fue?

la luz de tu mirada
el amor

¿a donde fue?

estaba en mi corazón atado a mí ya no lo esta



Safe Creative #1107119655486

AÑORANZA




Siento que mi alma poco a poco se encoje, como esas prendas delicadas cuando las sumergimos en agua caliente.

Hace días que no veo el sol, porque hace días que no le veo ni oigo y poco a poco la oscuridad se cierne sobre mi, secándome lentamente.

Un nuevo día amanece y yo sigo en la noche eterna, mi sonrisa ya no esta, mi mirada se apaga.
Dependo totalmente de él, su alegría es la mía y en estos momentos de tristeza maldigo mi entrega pero al segundo recuerdo su voz y poco a poco recupero el espíritu.

Él esta en mi mente, en mi ser, mientras respire le tengo, mientras viva le pertenezco y entonces suena el telefono y oigo su voz al otro lado, serena, profunda y noto como vuelo a él, volviendo el sol, la luz, la sonrisa, siento mi entrega, la adoro.

Así lentamente pasan los días entre sol y nubes, entre risas y lagrimas, haciendo que cada día sea mas suya, y a mas me doy, mas recibo.

Entre el cielo y el infierno vivo, pero no importa porque soy suya, y no hay nada que dese mas.



miércoles, 14 de enero de 2009

CUERDAS

Me tiene sentada en una sencilla silla de madera, los brazos tras el respaldo y las piernas juntas, solo llevo unas sandalias de tiras con un tacón de diez centímetros, me ha ordenado estar quieta, no puedo moverme me ha atado a ella con su voluntad. Mi pelo esta recogido en una coleta alta.

Me recuerda que no puedo moverme, pase lo que pase, su voluntad me ata con fuerza a la silla se que aunque me duela no puedo encogerme ni tan siquiera un milímetro de tan fuerte como se siento atada.

Viene a mi, y me pinza un pezón, gimo pero no me muevo, ni puedo ni debo… su dedo me acaricia y recorre el camino hasta el otro pezón lo aprieta con sus dedos, sonrío…

Sus ojos se han oscurecido y su semblante es serio mira mi pezón pinzado y sin apartar la vista de él me pone la otra pinza en el libre, noto un dolor fuerte, pero resisto no me muevo sigo atada con fuerza a la silla y usted asiente aprobando mi comportamiento. Siento orgullo por no defraudarlo y eso me anima para el siguiente paso.

Lleva una vela encendida en la mano contengo la respiración esperando esa sublime primera gota, reuniendo mis fuerzas para no fallar y darle lo que espera de mi. La veo caer en cámara lenta, veo como va acercándose a mi piel y cierro los ojos esperando ese primer impacto, y ahí esta, caliente encendiendo mi pasión, una mas y ni tan siquiera parpadeo, sigo atada a la silla no me he movido ni un milímetro, mi cuerpo se va cubriendo por las gotas de cera, me duelen los pezones pero resisto tal y como me ordeno.

Porque estoy atada con su voluntad, porque soy suya.

Safe Creative #1107119655448

DOS ROSAS




Los primeros rayos de sol entran ya por mi ventana y me niego a despertar, quiero seguir en aquella habitación, quiero seguir en mi sueño.

Es una habitación sencilla con una gran cama de hierro, sabanas blancas de algodón, fino algodón egipcio, lo prefiero al satén o la seda, por la ventana entra el olor a lavanda que hay en las jardineras del balcón y a pesar de lo caluroso del día entra una suave brisa que mece las cortinas.

Tengo los brazos atados por las muñecas a la cabecera de la cama y los ojos vendados. noto como se forman gotas de sudor en mi cuerpo y le oigo moverse, no se que pretende pero espero con emoción su próximo paso.

¿Qué me hará?, no me preocupa, ya que confío en él. Se que sentiré placer, que me dará lo que deseo y yo a él.

Noto como su mano sube por mi pierna, en una caricia lenta, suave pero sin tregua hasta mis caderas, donde toma el camisón y me lo va subiendo muy lentamente por mi cuerpo, despertándolo con el roce de sus manos, noto como mis pezones adquieren vida, algo esperan pero no se que les dará. Mi cuerpo se arquea, suplica pero sigue su camino hacia arriba, elevando mi camisón hasta la cabeza y dejándola cubierta con el.

Oigo como se aleja y me siento abandonada, es tan solo un instante pero aparece ese sentimiento, ese vacío.

Esta de nuevo a mi lado, le huelo, nunca olvidare ese olor, tan penetrante, tan único, tan suyo.

Noto una caricia en mis pezones, es una rosa, sus petalos son suaves y al siguiente instante es una espina la que me acaricia, arañando mi piel dejando un dulce escozor. Primero en un pecho y luego en el otro, siento el camino que recorre, noto como se clavan en algunos puntos.

Es una suave tortura, el escozor aumenta según recorre mis pechos, noto arañazos aquí y allí.

Poco a poco va bajando por mi vientre dejando una señal en mi cuerpo, dejando un dibujo, el dibujo de su deseo.

Ahora ya son dos las rosas que recorren mi cuerpo, marcándolo y noto como se van uniendo hasta alcanzar mi clítoris.

Los primeros rayos de sol asoman y me despiertan y no estoy en esa habitación y no esta él, pero sigo notando su olor

Abro los ojos y tengo dos rosas sobre mi vientre.


Safe Creative #1107119655301

Le ví

Le ví la sonrisa que me intento ocultar,

 cuando un suspiro escapo de mi garganta al caer la primera gota de cera.

Ví como sus ojos brillaban al arquearse mi cuerpo según caian las siguientes.

Le ví la satisfación al pedirle más con un susuro al oido.

Ví el amor al seguir proporcionandome ese placer.

Le ví la sonrisa que me intento ocultar,

ví el cariño en los ojos,

le ví como nadie antes le habia visto.





Safe Creative #1107119655288

lunes, 12 de enero de 2009

Un segundo menos



El vapor envuelve todo el baño, mientras el agua cae sobre mi cara y lentamente va bajando por mi cuerpo, repitiendo cada una de las caricias que he recibido, recordándome como mi cuerpo le ha servido.

Odio este momento, ya empieza a alejarme de el, me obliga a eliminar todo rastro de su presencia en mi, siento ese puñal que me atraviesa, tengo que volver a casa, a mi vida, a mi teatro.

Volveré a ser la mujer fuerte, la que tendrá que proteger y cuidar a los suyos, y no es lo que realmente deseo, mi deseo es estar a sus pies, cobijada en su protección, pero eso no es posible.

Mis manos recorren el camino del agua, suavemente ha sido una noche tan mágica, mis pezones están sensibles, aun recuerdan las pinzas, mi ombligo aun contiene cera y no se si quitarla, me apetece dejarla.

Vuelvo a acariciar mis pechos siguen vivos ¿Por cuánto tiempo?, espero que hasta la próxima vez que le vea, sonrío y sigo bajando mis manos, recordando y no se por que acude a mi mente una canción de Ray Charles cantada a dúo con Norah Jones, Here We Go Again, curioso ya que al minuto la oigo sonar en la habitación donde el esta. Me lee el pensamiento, mis manos acarician mi culo al ritmo de la música, volviendo a sentir cada azote, cada caricia, su respiración.

Despacio salgo de la ducha, estoy envuelta de vapor y me seco lentamente, acariciando, suspiro… el tiempo vuela, mi mente divaga ¿por que pienso ahora en la ley de la relatividad?, porque no quiero pensar en lo que tardare en estar con el otra vez.

Vuelvo a vestirme, ahora lentamente, con pereza retrasando el momento, pero se que el final llega, el final por hoy, pero igual de duro que si fuese el definitivo.

Me animo pensando en la próxima cita, en como volverán las mariposas a mi vientre, como si volviese a mi adolescencia otra vez sonrío y salgo del baño, el me espera para acompañarme al coche, acaricia mi cara y se marcha.

Y yo empiezo la cuenta atrás…. ya falta un segundo menos


Safe Creative #1107119655257

SENTIMIENTOS




No se si alguna vez he visto una luna igual a la que estoy mirando esta noche, tan grande y brillante.

Estoy sentada en una silla con mi barbilla apoyada en las rodillas y un ligero edredón de seda sobre mis hombros, miro hacia la cama y le veo dormir con una sonrisa en los labios, sonrío yo también y pienso ¿habrá sentido que realmente soy suya?, a veces me pregunto que siente cuando toma mi pezón o mis labios vaginales para pinzarlos ¿recorre su cuerpo un escalofrío como a mi?

Duerme tranquilo, satisfecho, incluso tiene una sonrisa en los labios, esa sonrisa que me hace temblar, esa sonrisa que me tiene atada. ¿Soñara conmigo, con nuestros momentos?

Acaricio mi collar suavemente, miro de nuevo la luna y luego la cama, recuerdo el día que me lo puso. Mi corazón golpeando con fuerza mi pecho, los ojos nublados por la emoción ¿sintió lo mismo? y ese éxtasis cuando sus dedos acariciaron mi cuello mientras me lo ponía…

¿Será prepotente por mi parte pensar que llego a tocar el cielo?, seria maravilloso saber que le llevo a lo más alto, que no desea alcanzar cuotas más elevadas que soy la perfección para mi Dueño.

Vuelvo de mi sueño, veo que me esta mirando, intrigado por mi sonrisa y arquea la ceja como a mi me gusta, se lo que significa y me acerco lentamente dejando caer el edredón en mi camino hasta mi Dueño.

Me toma por el collar y me empuja a la cama, suave pero firme dejándome apoyada sobre mis manos y mis rodillas, y recibo el primer golpe, firme, duro, caliente, excitante, picante. Gimo suave y quedo, pidiendo mas, rogando mas y siento el siguiente un poco mas fuerte un poco mas picante un poco mas usted. Y así sucesivamente uno detrás del otro dejándome el culo rojo, dolorido, extasiado. Toco el cielo, ¿lo tocamos los dos?

Su mano suave me acaricia, resaltando el escozor, el dolor… tanto placer.
Safe Creative #1107119654908

PASION



De rodillas en un rincón, cara la pared y los brazos en cruz, las palmas hacia arriba a la espera, llevo así mas de diez minutos esperando, ya me empiezan a doler las rodillas. Por fin oigo como se acerca a mi y el corazón me da un vuelco.

Viene con una vela encendida y me mira, yo bajo inmediatamente mi mirada y cabeza, y espero.

Noto que no tiene prisa y se aceleran mis pulsaciones, oigo – quieta- y al instante dejo de respirar, inmóvil.

Acerca la vela a la palma de mi mano y empieza a verter sobre ella la cera, nunca imagine que fuese una zona tan sensible, noto el calor, me quema. Vierte una cantidad abundante sobre ella y coloca la vela recta y empieza a fundirse poco a poco.

Se vuelve a alejar para volver al momento con otra, mi cabeza sigue baja y mi respiración pausada y respetuosa, el corazón acelerado, el alma en éxtasis y muy húmeda.

Realiza la misma operación en mi mano izquierda, contengo un suspiro y vuelvo a notar el calor, la quemazón y el placer que empieza en la palma de mis manos y noto como recorre cada uno de mis nervios, ese dolor que me aferra a él y hace que no quiera otra cosa que su voluntad.

Tengo los brazos cansados, duele pero aguanto nunca le defraudare, y espero con la mirada baja, el no tiene prisa por lo tanto yo tampoco he aprendido a ser paciente.

Noto caer una gota por mi espalda, despacio, quemando, y le siguen mas no puedo verlo pero imagino que la línea de mi columna tiene una tira negra de cera que va bajando hasta mi culo.

Me ordena que me vuelva un poco, con cuidado las velas que se están fundiendo en mi mano no deben caer y se pone delante de mi.
La nueva orden es que saque la lengua y así lo hago, despacio con un escalofrío de placer y empieza a verter cera en mi lengua despacio controlando la caída que no caiga sobre cera sino en carne que note ese calor, es el calor de su pasión por mi y de mi pasión por usted.


Safe Creative #1107119654724
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...