martes, 7 de diciembre de 2010

Desnuda



Desnuda viste mi alma,
inocente y a la vez perversa,
descubrí nuevos sueños
y libere mis fantasias contigo.

Desnuda mi cuerpo entregado
y mi alma,
mi corazón late al compás del tuyo
entonando una canción.

Desnuda camine hacia ti,
observando tus ojos,
observando como tu mirada
recorría mi piel,
imaginando las caricias
que lentamente dejarían tu marca.

Desnuda postrada a tus pies
escribiste los recuerdos de ti,
mostrando con tus fuertes manos
el verdadero amor por primera vez.

Desnuda mi alma la entrego a ti
junto a mi cuerpo y mi corazón,
te ha sido dado
por siempre mi amor.


Safe Creative #1012078019432

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Paseando juntos...

                               

Hacia demasiado tiempo que no teníamos una pequeña escapada, la rutina estaba empezando a ser un componente mas en nuestras sesiones. Así que cuando al abrir la puerta de casa y verlo con el tulipán y esa sonrisa entre divertida, traviesa y perversa automáticamente mi esencia empezó a fluir dejando un rastro de humedad según goteaba por mis piernas.

Tome la flor que me ofrecía e inmediatamente note como la aguja traspasaba mi piel y a mirar una gota de sangre se había formado en la punta de mi dedo, tiene un extraño modo de recordarme que aunque me obsequia con mi flor favorita, un suave y frágil tulipán prefiere cualquiera que posea espinas, por lo tanto siempre oculta estratégicamente una pequeña aguja en ella y consiguiendo que de un modo u otro acabe clavado en mí.

Le miro con una sonrisa al tiempo que limpio con mi lengua mi dedo, sonríe y entra en la casa yendo directo a mi dormitorio. – “ niña, ni se te ocurra entrar en la habitación, nos vamos el fin de semana fuera pero de tu maleta me encargo yo” – así que me dispongo a esperarle en el sofá mientras reviso que llevo todo lo que pueda necesitar en mi bolso. Me pongo los zapatos, tomo la chaqueta y quedo parada junto a la puerta esperando a que salga del dormitorio, se que no me dará ni medio segundo por lo tanto ya tengo las llaves en la mano lista para cerrar. Y así sucede, un remolino me toma de la mano sacándome de la casa a duras penas consigo pasar dos veces la llave y ya estamos sentados en el coche con destino desconocido para mi.

En menos de 20 minutos estamos en una cercana localidad costera, en noviembre ya no quedan turistas así que tan apenas se ve alguna señora con la bolsa de la compra por la calle. Nos dirigimos a una zona de casitas a primera línea de playa, y para el coche frente a una blanca con las ventanas y puertas pintadas de azul.

Me gusta la casa es muy sencilla pero acogedora, se la ha prestado para el fin de semana un amigo, la puerta de la terraza da justo en la playa, no es de arena sino de guijarros, esas en las que debes llevar todo el tiempo zapatillas o de lo contrario acabas con los pies destrozados.

Mi Dueño sale del dormitorio y me dice que vamos a dar un paseo por la playa y que quiere que me cambie que ha dejado lo que debo ponerme sobre la cama, - “Solo debes usar lo de la cama” – Al entrar veo un vestido negro de punto, me llega hasta el tobillo y es muy estrecho, casi no puedo andar, voy dando pasitos de geisha.

Salgo del dormitorio con el vestido y mi pelo recogido en una coleta bien alta como a él le gusta. – “¿no te he dicho que solo el vestido”? – “Es lo único que llevo mi Dueño o ¿debo soltar mi pelo?” - “No es lo único que llevas”. Me quedo mirándolo extrañada, sin entender, así que levanto mi vestido hasta la cabeza para que vea que mi cuerpo esta desnudo debajo de él. Su pie empieza a golpear nervioso el suelo y me quedo mirándolo sin entender, sigue golpeando el suelo con el zapato y mirando mis pies, entiendo en ese mismo momento y me quito los zapatos “Mi Señor...” No me deja terminar la frase, su mirada me corta al instante.

Me quito los zapatos y tomo su mano extendida, saliendo juntos a la playa. Comienza a caminar a buen ritmo, me resulta casi imposible seguirle, el vestido no me deja dar pasos largos y las piedras me hacen daño sobre la planta de los pies. Intento que no me oiga quejarme pero es dolor empieza a ser insoportable, tengo la sensación de ir caminando sobre cuchillas, mi paso se ha reducido y el va tirando de mi brazo, estoy deseando decirle que pare pero mi orgullo me lo impide, soy capaz de llegar a donde el desee y no me voy a rendir.

Como las lágrimas no me dejan ver tropiezo con su espalda de golpe ya que se ha parado, hay una barca en la orilla, hace que me recueste sobre ella y toma mis pies. Con una mano los acaricia y ello me alivia, sin embargo no me doy cuenta que tiene una vela y un mechero en la otra mano, por lo visto lo llevaba en el bolsillo. Se coloca de modo que para el poco viento que hay y enciende la vela, se lo que va a hacer lo que no sabia era que la sensación de quemazón iba a ser tan grande así que escapa un grito de mi garganta al notar las primeras gotas de cera sobre mis plantas lastimadas.

Entre las lágrimas veo su sonrisa de satisfacción y como poco a poco me va confeccionando unas suelas de cera directamente en mis pies, ya no siento nada pero sé que me dolerá mas tarde. Una vez terminado su trabajo me tiende la mano para que me levante, sin ninguna piedad de lleva de nuevo a hacia la casa, ahora duele más pero yo siento menos, su sonrisa orgullosa alivia todo mi sufrimiento.

Safe Creative #1011177869955

lunes, 8 de noviembre de 2010

Soñar....



He vuelto a soñar que tu respiración erizaba mi nuca, que tus manos tomaban las mías dejándolas sujetas sobre mi cabeza

He vuelto a soñar que mi piel ardía de nuevo, cubierta de mil y un color ardiente dibujando tu amor por mi.

He vuelto a soñar después de tanto tiempo sin dormir.

Tu mirada absorbiendo la mía, tu boca mi respiración al tiempo que tus fuertes manos tomaban mi cuello sacando el aliento de mi vida que te fue entregada.

He vuelto a soñar que estaba en casa, he vuelto a soñar que estaba a tus pies.

Safe Creative #1011147849086

martes, 31 de agosto de 2010

Voyeur



Sentada en la oscuridad de mi balcón, oculta al resto del mundo por la noche observo las ventanas del edificio de enfrente.

Ya conozco los rituales de casi todos para irse a dormir, sin embargo hoy me llama la atención una ventana en concreto. Desde hará dos meses que empecé a mirar por la cerradura de sus ventanas a los vecinos esta siempre tenia las luces apagadas, pensé que en esa ventana en concreto no vivía nadie sin embargo hoy observo con sorpresa a una bella mujer, vestida completamente de rojo, una melena negra sujetada en lo alto de su cabeza por medio de una goma, haciendo que todo su largo caiga sobre su espalda como un bello látigo.

Intrigada entro a la habitación a por los prismáticos, nunca los he tomado antes, me gustaba ver la intimidad ajena desde la distancia pero a ella deseo verla mejor, algo me atrae.

Apago el cigarrillo y entro, me desnudo y cojo los prismáticos, dejo toda la habitación a oscuras no deseo miradas ajenas.

Llevo un rato esperando y no veo a la mujer por la habitación la luz sigue encendida pero no observo ningún movimiento, ya estoy por rendirme e irme a dormir, ha debido ser una broma pesada de mi imaginación y en el momento en el que decido entrar ella vuelve a aparecer, vista con los prismáticos es aun mas esplendida, un cuerpo proporcionado, generoso.

Tras ella llega un hombre, muy alto, totalmente depilado, la piel se ve suave, es atractivo, la cicatriz de la cara aún lo hace mas atrayente. Se para en el centro de la habitación y levanta los brazos, él mismo sujeta sus muñecas a unas esposas que han bajado por medio de una cadena.

Doy un bote en mi silla por la sorpresa, con mi mano libre acaricio el clítoris con suavidad.

La sonrisa que luce la mujer hace que mi boca se seque y aumente mi desea por ella, con suavidad pasa su mano por el pecho del hombre, acariciándolo con suavidad.

Sin previo aviso veo como le infringe con la pala que aún no había visto un golpe seco en una de sus nalgas, el hombre seguramente a emitido algún tipo de gemido al recibirlo, maldigo el no poder oír sus respiraciones.

Ahora con un movimiento de su cabeza la mujer golpea con su larga coleta el pecho de él y sin conseguir distinguir el movimiento le vuelve a azotar con la pala.

A cada golpe que el recibe mi excitación va en aumento, me pesan los prismáticos sostenidos con una sola mano, sin embargo soy incapaz de dejar de acariciarme, la escena me excita mas por momentos, dos de mis dedos están ya en mi vagina, húmedos, muy húmedos.

Ella sigue con su juego con un ritmo enloquecedor para él y para mí, estoy mucho más excitada de lo que hubiese imaginado.

Mi respiración esta muy acelerada, se que estoy lista para tener mi orgasmo y lentamente dejo que la imagen que repite los movimientos una y otra vez, siendo cada vez mas suaves las caricias del pelo y mas fuertes los golpes que da, haciendo que ese hombre tiemble, esta completamente erecto, casi tan excitado como yo.

Sin previo aviso y sorprendiéndome llega mi orgasmo, fuerte y vibrante, muerdo mis labios por temor a emitir un grito y que me descubra.

Ella sigue con su labor, sin pausa y sin tregua. De repente se para frente a él, le besa ambos pezones y deja sobre una mesa la pala.

Se acerca como flotando a la ventana, mira directa hacia donde yo estoy y sonríe. ¿Me ha visto? ¿Cómo?, cierras las gruesas cortinas y la noche se vuelve oscura.

Satisfecha emprendo el camino hacia mi cama, ¿volveré a verla?

Safe Creative #1011147849109

domingo, 11 de julio de 2010

Esta noche a mis pies



Quiero tener esta noche a mis pies, doblegarla a mi voluntad, dejarla quieta y sin aliento.

Quiero que esta noche no termine, obediente la luna quede en el cielo estrellado. Deseo que el sol jamás luzca, que su calor abrace a otros ya que a mí me abrazan tus brazos

Quiero oscuridad para ver el brillo de tus ojos, con la luna reflejada en ellos. Deseo una cortina de estrellas iluminando nuestras almas, mirando tímidas nuestra pasión, observando mi entrega total.

Quiero tener esta noche a mis pies, para ofrecértela, para que nunca termine esas horas robadas al sol.

Quiero tener esta noche a mis pies, quiero estar a tus pies

martes, 29 de junio de 2010

Mi cama arde...



Cuando la negra noche cae sobre mí
y mi cuerpo se tumba en la cama vacía
mi cuerpo empieza lentamente a arder
recordando y añorando
tus manos.

Mi piel llora por tus caricias, azotes
sube mi temperatura
noto la humedad entre mis piernas

En la oscuridad
una mano acaricia mi pecho
pellizca un pezón
tira de el con fuerza

Un gemido de placer escapa
un dedo se adentra en mi
ahora son dos

Mi cuerpo arde
mi cama arde
la añoranza me hace llorar

Cuando la negra noche cae sobre mí
añoro mucho más.






miércoles, 23 de junio de 2010

Colores ...



¿Cuál es tu color favorito?, pregunto somnolienta con la cabeza apoyada en su regazo al tiempo que jugueteo con mi lengua en su ombligo.

Me mira con una ceja arqueada y una medio sonrisa.

-“Blanco” – dice mientras pasa su índice con suavidad entre mis pechos. Lamo mis labios, están hinchados y satisfechos, me ha dejado saborearlo a placer, lamer y besar sin restricciones.

Sigue acariciándome con suavidad, su dedo va lentamente por mi pecho – “Rojo” – susurra en mi oído haciendo que su lengua lama mi oreja mientras su dedo sigue avanzando hasta mi pezón enrojecido.

Bajo la cabeza haciendo que mi lengua lama su pene de la base a la punta, despacio y de una vez, dejando un rastro brillante de saliva. – “Morado” – dice con suavidad sobre mis labios al tiempo que recibo una fuerte palmada en mi culo que me recuerda las de hace un rato.

- “Me gusta el arcoiris” – me dice mientras ata mis brazos a la cabecera de la cama, toma una vela amarilla y otra azul, encendiéndolas y dejando que vaya bañando mi cuerpo con sus colores, - “me gustas tu, mi perra”

lunes, 10 de mayo de 2010

Desear...



Solo con desearlo

Me encuentro de nuevo arrodillada y ofrecida a sus pies.

Desnuda y a la vez vestida por su dominación.

Solo con desearlo

Mi voluntad desaparece para instalar la suya.

Porque ya no soy nada que él no quiera que sea.

Solo con desearlo

Estoy dispuesta para lo que me pida o imagine.

Tal como una vez se atrevió a soñar.

Solo con desearlo

La mujer se transforma en deseo, ardiente y eterno.

Dejando caída en el suelo a lo que solo puede ser, lo único real.

Solo con desearlo.

Solo tiene que desearlo mi Dueño

Porque fui creada para usted

viernes, 9 de abril de 2010

Rojo sobre negro



En el negro de la noche la lujuria se desborda

Gemidos y golpes secos unen dos almas destinadas


El aroma de la pasión se confunde con la madreselva


En la negra noche el rojo de sus labios destaca,


recorriendo y adorando al poseedor de su voluntad


Entrega su respiración vital a su placer


Dejando que el negro de la noche los cobije y arrulle


En el negro de la noche dos cuerpos se unen


Dejando un rastro rojo tras de si

Y así les sorprende el aurora

Todo ha quedado en la negra noche

Teñida de rojo, pasión y entrega



viernes, 5 de marzo de 2010

Silencio



Rodeados por el silencio
ninguno se atreve a romperlo
deseo estirar mi mano y tocarlo
pero temo que desaparezca

Que desaparezca del mismo modo
que un día desapareció su interés
al igual que voló su sonrisa

Dejo la mano quieta
siempre estoy quieta
esperando
esperando lo que nunca llega

Y así transcurre el tiempo
perdido para ambos
perdido para mí

Tiempo que no regresa
tiempo que me enmudece

El silencio es mi compañero
me abraza lentamente para dejarme muda

Miro mi cuello, esta vació
rodeado por el silencio

Un día oí una voz
me era desconocida
suave
susurraba al oído
mi oído floreciendo

No hay silencio
tengo una voz
ya no es su voz

Perdido en el silencio
lo que fue y pudo haber sido

Ya no veo el mar
sino un prado

Murió el silencio
y a mí no me arrastro

martes, 23 de febrero de 2010

Corona de espinas



Lleva varios días gruñón, parece que nada le satisface de lo que hago, me temo que se encerrara en él y me dejara fuera. Debo pensar algo, sorprenderlo para que vuelva a verme.

Me pongo una chaqueta de lana y llamo a los dos perros, él sigue frente al ordenador, sonriendo... prefiero no pensar... le digo que salgo y sin tan siquiera mirarme me dice adiós.

Tengo a los dos perros correteando alrededor mío, están felices no esperaban este paseo extra, tomamos el sendero que nos va adentrando en el bosque, mi mente empieza a serenarse, lentamente adquiero la paz, me paro frente a unas zarzas, noto como los perros lamen mi mano, sonrío y regresamos a casa.

Entro con Hiperión y Febe haciendo que me tropiece, son jóvenes solo tienen 10 meses, pero son Terranova negro azabache, me los regalo hace poco para nuestro tercer aniversario. Nunca lo hubiese esperado, no le gustan los animales, pero lo hizo por mí... hace ocho meses... y ahora ¿qué pasa?

Mis dos titanes marchan hacia la cocina, van correteando por el pasillo, la casa tiembla cuando están revoltosos, vuelvo a mirar hacia el estudio ni se ha percatado que he vuelto.

Sigue tecleando como un loco y de vez en cuando oigo una voz femenina y una risa...

Con una sonrisa camino hacia el dormitorio, erguida y orgullosa...

Al cabo de una hora, mi voz sale con suavidad... “mi Dueño, necesito su ayuda por favor! Siento molestarlo pero no se que ha pasado! (de una patada estrello el jarrón de cristal), oigo como la silla golpea el mueble de atrás y viene a toda velocidad al saloncito del fondo.

Se queda totalmente parado en la puerta con cara de asombro, veo en sus ojos que le gusta lo que ve.

Estoy desnuda, postrada en el suelo esperando la llegada de mi dueño, desde un tobillo hasta mi cuello tengo todo el cuerpo rodeado por ramas de las zarzas, ha sido un trabajo doloroso mis manos están sangrando, noto como todo mi cuerpo arde de escozor por los pinchos clavados y se va escapando alguna gota de sangre.

Una corona de espinas espera en mis manos, ofrecida a él junto con la fusta. Esta quieto en el quicio de la puerta, al estar mi cabeza baja no puedo verlo con claridad, solo el deseo en sus ojos.

- “Levántate perra!” – así lo hago con la mirada baja y respetuosa, espero. Toma la fusta y mirándome me dice, cíñete la corona bien, que no pueda caer en ningún momento, sin prisa pero sin pausa, cuidadando cada uno de los movimientos llevo mis manos hasta la cabeza, coloco la corona de espinas y la aprieto bien, mi cara muestra el dolor pero no sale nada de mi boca.

Dejo caer los brazos y llega el primer azote, fuerte, picante, muy duro. Sin apenas recuperarme vienen tres más, seguidos,  empiezan a escapar gemidos y pequeños quejidos, un grito escapa al recibir un golpe justo donde hay un trozo de zarza, los pinchos se clavan mas, pero no para, sigue... ya no llevo la cuenta, mi piel arde, siento un dolor como nunca y al mismo tiempo una dicha que no sabia que existiese.

En algunas zonas sangro bastante, toma con un dedo una gota de sangre y la pasa por mis labios, luego me besa y me susurra al oído. –“ ve al estudio, limpia todo mi correo, no necesito ni quiero  nada ni a nadie más. Apaga el ordenador y ven al baño, ahora toca mimarte”.

Con mi corona de espinas voy al estudio, una sonrisa en mis labios, parpadea la luz del mensaje pendiente... no lo leo, limpio tal y como me ha dicho, apago el ordenador y vuelvo a mi paraíso...

miércoles, 3 de febrero de 2010

Recuerda?


Hace tanto que no siento un azote en mi piel, que solo vivo de recuerdos.

Recuero mi cuerpo semi-desnudo frente al espejo, las piernas abiertas, las manos apoyadas en la pared notando como la fusta va dejando pequeñas marcas en ella.

Recuerdo su mano sujetandome por la coleta tirando hacia atrás mi cabeza, luciendo mi collar.

Recuerdo el escozor al caer la cera caliente en mis nalgas marcadas y ese dulce dolor al ser retirada con el gato.

Recuerdo estar tumbada en la cama con los ojos cerrados oyendo como se agitaba en el aire el gato. Ese sonido quedo grabado en mi cerebro y que vuelve en la tranquilidad de la noche, rodeada de oscuridad.

Recuerdo las risas, la charla tranquila, lo recuerdo todo.

¿Recuerda?

lunes, 18 de enero de 2010

Dime



Dime suave,

en un susurro,

que deseas de mí



Dime al oído,

en un gemido,

que soy para ti.



Dime con tu mirada,

brillante y feroz,

cuanto placer te doy.



Dime con tus manos,

con tu pasión,

a quien pertenezco.



Dime sin decirme

Dime sin mirarme

Dime sin hablarme

pero dime...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...